2.4. Beneficios de la Comunicación Asertiva

Icono IDevice

"No te tomes nada personalmente porque, si lo haces, te expones a sufrir por nada”, recuerda que las opiniones son pensamientos y palabras de otras personas que tú decides si las tomas en tu vida o las dejas pasar". Miguel Ruiz

Montserrat S. 2013, expone que el estilo de comunicación asertivo supone un conocimiento previo de las limitaciones propias y un esfuerzo por superarlas además de una autorreflexión sobre el comportamiento personal y la forma de responder ante los otros. Una vez hecho este análisis, se puede iniciar el camino hacia la asertividad. Como todo, hay personas que de manera casi innata poseen buenas habilidades sociales y no necesitan realizar especiales diligencias para ser asertivos. Sin embargo, a gran parte de la población le cuesta alcanzar este objetivo, bien por falta de confianza en sí mismos, por inseguridades de diversa índole, por complejos o por miedo.

Se trata de una categoría de comunicación compleja vinculada con la alta autoestima y que puede aprenderse como parte de un proceso amplio de desarrollo emocional. Una forma de expresión consciente, congruente, clara, directa y equilibrada, cuya finalidad es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir. Conlleva un estado interior de autoconfianza que sustituye a la emocionalidad limitante típica de la ansiedad, la culpa o la rabia. La asertividad es necesaria y conveniente a causa de los beneficios que genera, entre los que destacan según varios los siguientes:
 
  • Favorece la confianza en la capacidad expresiva.
  • Potencia la autoimagen positiva.
  • Promueve el sentido de eficacia personal.
  • Genera bienestar emocional.
  • Mejora la imagen social pues promueve el respeto de los demás.
  • Favorece las negociaciones y el logro de objetivos que dependan de la comunicación.
  • Aumenta la autoestima
  • La comunicación asertiva nos acerca al logro de nuestros objetivos y la eliminación de la ansiedad.
  • Aumento de relaciones más íntimas y significativas.
  • Una mejor adaptación social.
  • Expresión de sentimientos, derechos y deseos tanto positivos como negativos de una forma eficaz.